Ubuntu apunta hacia los gobiernos de la región

la nueva versión 910 tiene muchas características competitivas

Canonical, la firma que distribuye el nuevo sistema operativo de software libre, espera que la participación latinoamericana llegue al 20% del mercado mundial. Su apuesta: el sector público.

por Juan Pablo Dalmasso

Fiel a su calendario de actualizar su software cada seis meses Canonical presentó Ubuntú 9.10 y el encargado de los negocios latinoamericanos, el brasileño Fabio Filho, está más que entusiasmado. “Varios gobiernos de la región -Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Chile, han definido políticas de adopción de software open source y nosotros apostamos ser los proveedores de infraestructura y servicios”, asegura desde São Paulo. Tal es la expectativa que el equipo de soluciones de negocios latinoamericano espera aumentar su participación en el negocio mundial de Canonical, pasando del 10% al 20%.

Y la nueva versión 9.10, asegura, tiene muchas características competitivas como un arranque más rápido que el arrollador Windows 7, mayor seguridad y cantidad de herramientas cooperativas. Además agregó aplicaciones online como el Centro de Software Ubuntu, que permite la sencilla y rápida selección, descarga e instalación de aplicaciones gratuitas y de licencia, como así también Ubuntu One, un servicio para sincronizar y compartir datos a través de un servidor remoto con un espacio inicial y gratuito de hasta 2 GB. Sólo hace falta ir a la aplicación disponible en el menú y crear una cuenta para comenzar a usarlo.

Y esa apuesta a la nube, va más allá de los servicios. Ubuntu 9.10 Server también trae destacables novedades, como por ejemplo: disponibilidad para instalarlo inmediatamente en Amazon EC2, Ubuntu Enterprise Cloud (UEC) para implementar nubes privadas por parte de las organizaciones.. Con esta versión Canonical también está preparando un nuevo “Store” de donde se podrán descargar instancias de Ubuntu 9.10 Server listas para instalar en la nube.

Canonical no está sola. En los últimos tiempos, la firma ha estrechado múltiples alianzas, desde IBM para el desarrollo de soluciones aplicando Ubuntu, hasta con Intel para el desarrollo de Moblin, un sistema operativo pensado para computación móvil en dispositivos y gadgets de bolsillo. De hecho Ubuntu ha desarrollado una versión propia dedicada al explosivo segmento de netbooks -Ubuntu Netbook Remix- permitiendo un mayor aprovechamiento de las capacidades de esos equipos básicos. Su performance le abrió la puerta para que los cinco mayores armadores lancen equipos al mercado versiones con su sistema operativo preinstalado. Nada mal considerando que la categoría representa 20% de las ventas de equipos en la región.

Como el resto de las distribuciones GNU/Linux, Ubuntu es más que un sistema operativo. Es eso y un conjunto de aplicaciones para realizar las tareas básicas que pueden realizarse con una PC o notebook. Luego de la instalación o utilizando el CD Live -“booteando” desde él y sin necesidad de modificar nada del equipo- hay listas para usar aplicaciones para navegación web (Firefox 3.5), retoque fotográfico (GIMP), reproducción de audio y video (Rhythmbox y Totem), juegos, procesador de textos, planilla de cálculos y aplicación para la creación de presentaciones (OpenOffice 3.1) y mensajería instantánea (“Empathy”).

Es compatible con MSN, Yahoo! Messenger, Google Talk, IRC, entre otros protocolos. Incluso es posible hacerlo funcionar desde un pendrive, sin tener que instalarlo en el disco duro de la máquina.

Nota Original:  america economica

2 Responses to Ubuntu apunta hacia los gobiernos de la región

  1. rodrigo dice:

    y si, como decia la propaganda de red hat, first they ignore you, then they laught you, then they fight you, then you win!. La frase es de Gandhi, pero aparecia en una propaganda de red hat.

    A lo que voy es que, a la larga se va imponiendo el open source dejando de lado los sistemas privativos, que no le dan la livertad a los usuarios de poder adaptar el producto a sus nesesidades. Ademas de ser muchisimo mas caros y no permitir modificaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *